Un Cuento sin razon

Adentro de cualquier persona existen dos reinos que gobiernan todas las acciones que uno hace esta el reino de los sentimientos gobernado por el CORAZÓN y el reino de los pensamientos y el CEREBRO es su gobernante. Los llamo reinos por que no es simplemente el CORAZÓN  o el CEREBRO (depende de cada caso) el que gobierna una parte de nosotros si no que tienen su corte. Siempre al CORAZÓN se lo puede ver acompañado a su lado derecho por el AMOR y a su lado izquierdo por el ODIO, que siempre están peleándose por llamar su atención. Mientras que al CEREBRO se lo ve siempre acompañado por sus dos fieles amigos y consejeros la RAZÓN y la CONCIENCIA.

Cuentan que un día nadie sabe bien por que estos dos reinos entraron en una guerra, una guerra que cobro muchas víctimas}: murió la VERDAD en manos de la MENTIRA, la ciega JUSTICIA no tuvo oportunidad con la CORRUPCION, pero la peor de las perdidas fue la de la AMISTAD frente al EGOÍSMO. Ambos reinos se estaban quedando sin sus mejores soldados y algunos ya no querían pelear

La LOCURA conoció al AMOR y fue algo a primera vista, pese a los vanos intentos de la RAZÓN por hacerlo cambiar de parecer, se casaron y tuvieron a una hija hermosa a la que llamaron PASIÓN. Pero este no fue el único mestizaje que hubo entre los reinos la CONCIENCIA conoció al ODIO y de esta unión nació el PREJUICIO, claro no puedo decir que todas las uniones son beneficiosas, pero nunca nada lo es.

Al cabo de un tiempo solo se quedaron el CEREBRO obstinado en su reino y el CORAZÓN orgullosa en el suyo dispuestos a encontrar un ganador a la guerra se citaron en un campo neutral para pelear entre ellos y ver quien salía vencedor, nunca se habían visto así que se dieron datos para poderse reconocer. Al llegar al lugar de la pelea el CEREBRO ve a la mujer mas linda, tan linda que casi se la confunde con la belleza, pero nota que era otro tipo de belleza, la interna, y pierde literalmente la cabeza. Y así el CORAZÓN gano la batalla sin tener que pelear y después de un tiempo se enamoro del CEREBRO y tuvieron una hija a la que llamaron ALMA. Así fue como los dos reinos se fundieron en uno y con una sola heredera que va a ser lo único que quede por siempre del reino de los sentimientos y de los pensamientos: el ALMA.

Tincho

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s