El amor es eterno mientras dura Prologo

Prologo:

Y algunas veces suelo recostar
mi cabeza en el hombro de la luna
y le hablo de esa amante inoportuna
que se llama soledad

Joaquin Sabina

“No te preocupes Diego vas a recibir una carta por día”…
Ya habían pasado ocho meses desde que ella se fue, para vivir en Estados
Unidos y todavía esa frase me daba vueltas en la cabeza. Si ya sé,
nos lo dijeron miles de veces le convenía al viejo irse por lo de su
enfermedad; Pero si hasta le ofrecí la mitad de mi habitación
para que se pudiera quedar (con lo que me costaba compartirla hasta con mis
amigos cuando se quedaban a dormir) no hubo caso sus viejos no entendían,
no cedieron ni un poco aun después de la huelga de hambre de ella o la
sentada en al puerta de su casa que organizamos. Nos amábamos, lo sabia,
lo sé… pero los viejos decían “son cosas de chicos, no
saben lo que es el amor”. Como si llegaras a los 21 y te llegara un manual
que dijera “Como ser adulto: Aprenda en 10 fáciles pasos”.

Como no quererla si la conocía desde siempre, antes de aprender a hablar
ella estaba a mi lado; el jardín, la primaria. Como olvidar el primer
beso que nos dimos jugando a la botellita durante el asalto en la casa de Pedro,
después caminando a su casa tenia miedo de mirarla a los ojos, ni hablar
podíamos de la vergüenza. Mas en defensa propia que para arreglar
las cosas le dije “si te molesto olvidado y listo” no me miro y entro
en su casa. Como cambian las cosas sin que nos demos cuenta-

Era mi amigo, sí igual que un amigo; Jugábamos a la pelota y al
medio durante los recreos, y era mi compañera de las tardes de Ring-Raje,
pero el tiempo cambia las cosas y ella cambio. Dejo de jugar conmigo a la pelota
pero se le notaba la cara de querer jugar, se dejo crecer el pelo y lo comenzó
a usar suelto, hasta me dio la impresión de que se lo comenzó
a cuidar, no tardo mucho tiempo en que esos rizos hermosos acariciaran su cara.
Con el pasar del tiempo los bailes se hicieron mas comunes que los partidos
en la plaza y casi sin querer me encontré mirándole los ojos verdes
embobado. Era algo seguro me gustaba Laura. Pero ahora que iba a hacer, que
le iba a decir, como iba a actuar delante de ella.

Le pregunte a Marcelo mi primo que siendo más grande la tenia mucho más
clara con las mujeres, “aprovecha que ya viene tu viaje a Córdoba,
en el momento justo vas a saber que decir”, como si fuese tan fácil
yo no tenia ni idea de lo que podía decir y el que estemos en Córdoba
no iba a ayudar, no ayudaría que estemos en una isla desierta tampoco.
No se como pero me convenció de que era lo mejor, hasta que el día
del baile para juntar fondos la vi bailando con Fernando, toda la noche estuvo
con él, y yo quería matarlos y matarme a mí… claro depaso
quemar el cole así les hacia un favor a los chicos. Pero no hice nada,
seguí esperando el viaje de egresados que no llegaba y ella cada día
mas lejos de mi y mas cerca de el, una semana antes del viaje me contó
Flor que se habían puesto de novios. La depresión que me rodeo
era como sentir muchas agujas chiquititas clavándote por todo el cuerpo
y un vació en él estomago como cuando no comes nada durante mucho
tiempo, fue la primera vez que lo sentí, y ahora sin ella lo vuelvo a
sentir.

En Córdoba no quería ni hablar con ella por que sentía
que si me hablaba iba a llorar, y sin querer la comencé a ignorar por
miedo a equivocarme. En Keops se me acerco bastante enojado y me encaro “que
te pasa Diego que ya no me hablas mas, no somos mas amigos?” y si como
siempre soy el mismo suicida me lance sin pensarlo a su boca y le di un beso,
pero no un beso de jugar a la botellita un beso que me nació de adentro
como veía en al tele, un beso dulce y con sentimiento un beso que decía
esto es todo lo que tengo, pero es tuyo. Para cuando me aleje de su boca esperaba
el grito, el golpe o las dos cosas, no llego ni uno ni lo otro, se me quedo
mirando como tratando de entender lo que había pasado, entre el ruido
del boliche alcance a decirle, Te quiero, escuche en el aire un yo también
y toda mi duda se convirtió en una sonrisa de oreja a oreja. Fuimos a
hablar con Fer por que no queríamos hacer las cosas mal y después
de arreglar eso, pase los 5 días mas lindos de la primaria a su lado.

Después de Córdoba estuvimos re-bien hasta nos pusimos de novios
un viernes 25 de Noviembre, lo recuerdo muy bien, fue un día hiper lluvioso,
y después de pensarlo mucho tiempo estaba decidido a decírselo,
averigüe que había ido a estudia a lo de Mariana por una prueba
de naturales, la espere durante 2 horas enfrente de la casa, cuando salió
estaba empapado y una flor en la mano fue todo lo que vio, se lo pedí
mientras esperábamos su colectivo, me respondió con un beso y
se subió. Estuve con una sonrisa durante una semana que no me la borro
ni cuando boca le gano a river en el súper clásico.

Fueron los mejores 4 años de mi vida. Recuerdo la calentura que se pego
cuando llegue tarde a su fiesta de 15 por ver el partido de river. Estaba hermosa
en su vestido blanco, recuerdo cuando bailamos el vals, como nos cargaron la
parejita del siglo. Cuando nos rateábamos para ir a la plaza y poder
estar solos los dos. Recuerdo esa tarde de invierno cuando fui su primer hombre
y ella fue mi primer mujer.

Pero ya no esta, de que me sirven los recuerdos si no esta ella para compartirlos
conmigo, ya no tengo sus ojos para llorar, sus labios para respirar o su sonrisa
para poder reír. Como puedo vivir sin ella, como se vive cuando te arrancan
el corazón y se lo llevan bien lejos de tuyo?. Como voy a poder comenzar
mañana quinto año si no esta ella, quien se va a sentar conmigo
y me va a corregir las faltas de ortografía o me va a obligar a subrayar
todo para poder ser mas prolijo. Quien se va a esconder conmigo en la sala de
música cuando no hay nadie y va a poder ser mi canción.

Las cartas poco a poco dejan de llegar, y ya no siento que escriba por que lo
siente si no por obligación, siempre lo mismo: “la escuela hermosa,
los compañeros buenísimos” ya no me dice mas que me quiere
que me extraña y ni siquiera un te amo, poco a poco se esta olvidando
de mi.

El tiempo pasa tan lento cuando se extraña a alguien, creo que es la
quinta vez que miro el reloj. Y siento que esos “4:56” son interminables,
como si el tiempo se hubiese congelado para que yo mire eternamente la foto
de Lau, tan linda le quedaba el pelo atado en una sola colita, nunca entendí
como una gomita podía atar la cascada de su pelo negro, pero siempre
uno se escapaba para taparle siempre el ojo izquierdo era una maldición
ella decía, yo la corregía era una bendición ver como el
pelo le coronaba el rostro remarcando el verde de sus ojos. Las “4:57”
supongo que al recordarla todavía la amo. Es que acaso se puede dejar
de amar lo que una vez se amo? El amor es un verbo que solo existe en el tiempo
presente, por que solo cuando uno dice te amo, la palabra que siendo tan simple
puede representar tanto. Alcanzar el corazón de otro y realmente existe
el amor, llegara el día en que puede decir que la ame?, no suena demasiado
muerto, triste y eso no es el amor.

Sera mejor que apague las luces dentro de 2 horas tengo que estar en el colegio
y decirle a todo el mundo que todo esta bien. Que la extraño pero eso
es de esperarse. Pero nadie me va a entender y eso solo va a lograr que me encierre
mas en mi propio dolor. Buenas noches Lau espero que estés bien y que
me recuerdes, espero encontrarte en mis sueños para poder jugar a que
todavía estamos junto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s